CONVIVENCIA PACÍFICA

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir como hermanos.”
(Martin Luther King 1929-1968)
 

(Martin Luther King 1929-1968)

IMG-1225


No hay mejor demostración de convivencia que aquella que se manifiesta en horas de dolor y tragedias. La solidaridad que mueve a tantas personas e instituciones a dar apoyo a sus hermanos en los momentos difíciles debe servir para contagiar a todo el colectivo social de un sentido de fraternidad permanente.



Los Manuales de Convivencia que se adoptan a nivel regional no deben ser letra muerta; por el contrario, manualson una valiosa carta de navegación para que a través de un trabajo serio, ordenado y coherente se busquen nuevas formas de concientizar a la población sobre la importancia del trabajo en equipo dirigido hacia una pacífica coexistencia, pero teniendo detrás el respaldo de las autoridades.

Según el censo realizado por el DANE de Colombia en 2005, el 74.3% de la población residía en los cascos urbanos. 

El Banco Mundial estima que para el año 2030 el 60% de la población mundial vivirá en áreas urbanas.

BANGLADESH MUSLIM CONGREGATIONTenemos, entonces, que esta aglutinación de seres humanos en los centros urbanos obliga a estudiar su desempeño en esos ámbitos, tanto en relación con los elementos públicos de que se sirven como frente a los demás individuos con los que cohabita.



Desde otra óptica: el hombre, con sus asentamientos urbanos, ha ido generando un Medio Ambiente propio, exclusivo de quienes viven en contornos no rurales, cuyos impactos negativos deben examinarse con un criterio distinto al de los elementos tradicionales (agua, aire, fauna, flora y tierra) Las pautas para este examen las determinan los deberes y los derechos.

“El cumplimiento del deber de cada uno es exigencia del derecho de todos. Derechos y deberes se integran correlativamente en toda actividad social y política del hombre. Si los derechos exaltan la libertad individual, los deberes expresan la dignidad de esa libertad”

(Declaración Americana de los derechos y deberes del hombre)



Así las cosas, antes de que la población pueda exigir sus derechos habrá que hacer un duro trabajo en cuanto a sus deberes. Ello incluye un planificado proceso de divulgación y un efectivo control en su aplicación que garantice un ambiente generalizado de respeto por el entorno propio, el amoblamiento urbano común, los símbolos patrios, los niños, los discapacitados y los derechos de sus conciudadanos en general.

39325-ritesh-deshmukh-helping-old-man.jpg metrocable-medellin o-BOY-DOG-1-facebook

 

ecologia240410a_3Todo esto, obviamente, dirigido desde las autoridades locales que deberán contar, ante todo, con un real espíritu de liderazgo y trabajo desinteresado por el colectivo que presiden.

 

“La verdadera fuente de los derechos es el deber. Si todos cumplimos nuestros deberes no habrá que buscar lejos los derechos. Si, descuidando nuestros deberes, corremos tras nuestros derechos, éstos se nos escaparán como un fuego fatuo. Cuanto más los persigamos, más se alejarán

Mahatma Gandhi
Mahatma Gandhi


Cuando algún miembro indisciplinado comete una falta contra la convivencia o contra los bienes públicos, y otro ciudadano le reclama por tal actitud, existe una gran probabilidad de que ese evento termine en un enfrentamiento.

Sin embargo, si esa protesta se contagia a varios mujer defiende a la policiamiembros, al contraventor no le quedará otro camino que aceptar la censura y reconocer su error.

 

paro-agrarioEsta es la meta a la que toda sociedad civilizada debe aspirar: entre menor llegue a ser la intervención de la autoridad en esta clase de situaciones, mayor será el grado de convivencia que ese colectivo ha asimilado.



Dalai-Lama-and-Desmond-Tutu-IMG_57821Si parte del concepto de convivencia es respetar la cultura, ideología, religión y valores de aquellos distintos a nosotros, existen actitudes que por sus consecuencias deben ser objeto de especial atención por parte de las autoridades.


Una de ellas son las fiestas en sitios residenciales con música a alto volumen y hasta altas horas de la madrugada perturbando el descanso de los vecinos.

Existen casos en que la falta de intervención efectiva para controlar esta clase de despropósitos ha terminado en tragedias.

De manera que si las autoridades administrativas y policiales demeritan la gravedad de estas conductas y no actúan con prontitud y eficacia, la convivencia pacífica será mera letra muerta.

pict Otro elemento perturbador de la convivencia son los radios de los taxis y buses a alto volumen. No es desconocido que este tipo de situaciones concluyen muchas veces en enfrentamientos entre conductores y pasajeros, lo que nos lleva a pensar que las empresas de transporte deben integrarse a este Modelo para que el derecho a la comodidad de los usuarios se respete en forma efectiva.

 

Étienne Decroux (1898-1991) y Marcel Marceau (1923-2007) fueron dos famosos mimos que le imprimieron su propio carácter a esta rama artística.

Mimo-VitoriaSin embargo, cuando ciertos personajes locales pretenden recoger algunas monedas ejerciendo esta actividad en plazas y calles a costa de parodiar a los transeúntes y convertirlos en objeto de burlas por parte de sus improvisados espectadores, lo que se advierte allí es un atropello a la convivencia pacífica a través del irrespeto hacia sus conciudadanos.

En fin, con la ayuda de nuestros visitantes iremos enriqueciendo este tema con imágenes y conceptos para determinar que existen muchos aspectos que van en contra de la convivencia pacífica y, por tanto, campos de acción para las autoridades administrativas y de policía.

 
Por todo esto, es indispensable que la ciudadanía en general se apropie de sus deberes -entre ellos el de intervenir frente a los infractores- para que a través de medios pacíficos pero visibles, nacidos de programas creativos dirigidos desde la Administración de cada municipio, la sociedad se contagie de un sentido positivo en materia de convivencia. 


“Si hay belleza en el carácter, habrá armonía en el hogar, Si hay armonía en el hogar, habrá orden en la Nación, Si hay orden en la Nación, habrá paz en el mundo”

Confucio 551-479 a.C.
Confucio 551-479 a.C.


Este trabajo está protegido por las leyes colombianas e internacionales sobre creación intelectual y, por tanto, está prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa de CEAS COLOMBIA. 

Esta página utiliza imágenes propias y ajenas; si usted tiene derechos de autor restrictivos sobre alguna de ellas, favor comunicárnoslo.